Category

sa ta na ma

SA TA NA MA

Cada elemento del universo existe en un estado de vibración constante, manifiesta en forma de luz, sonido y energía. Los sentidos humanos sólo perciben una parte del rango de vibración, así que difícil entender cómo la Palabra que se menciona en la Biblia, es de hecho la totalidad de la vibración que subraye y sostiene toda creación.

 

Una persona puede sintonizar su conciencia con la conciencia universal a través del mantra. (…)

 

Practicando el mantra, puedes elevar tu conciencia y la de tu entorno. El mantra que enseño es SAT NAM: SA TA NA MA,  que significa la verdad manifiesta. Este mantra Sat Nam nos llega a través de Guru Nanak, el primero de los diez gurus Sikh, hace años. Está compuesto por cinco sonidos primarios que contienen en su vibración la totalidad de la creación. Sa significa totalidad. Ta, vida, Na, muerte y Ma, resurrección. El quinto sonido es ah, común a estos cuatro. Es el sonido del universo en acto de creación.

A medida que cantas, los pulgares tocan la yema de los otros dedos al ritmo del mantra, con la intención de activar, a través de las terminaciones nerviosas en los dedos que conectan con el cerebro, la intuición, la paciencia, la vitalidad y la comunicación. Al pronunciar sa, toca con el pulgar la yema del dedo índice. Con Ta, el dedo corazón; Na, el dedo anular y Ma, el meñique.

Canta el mantra de tres maneras: en voz alta, la voz del ser humano; Susurrando, en la voz del amante y en el silencio de tu propia conciencia, la voz lo divino. De la profundidad del silencio de la meditación, regresa al susurro y luego a la voz. A lo largo de la meditación, cada sílaba del mantra se proyecta desde la coronilla hacia abajo y luego directa al tercer ojo, que esta localizado entre las cejas, justo en la raíz de la nariz.

Siéntate en una postura cómoda, con las piernas cruzadas y mantén la columna erguida. Canta el mantra en alto durante cinco minutos; susurra durante cinco minutos y luego canta en silencio, repitiendo mentalmente las sílabas, durante diez minutos. Susurra de nuevo durante cinco minutos y luego cinco minutos en voz alta. Al terminar, inhala y estira los brazos hacia arriba. Mantén la postura y exhala. Inhala de nuevo. exhala de nuevo y relájate. el tiempo total es de treinta un minutos.

Usando esta técnica puedes experimentar el infinito en ti. Sobrepasando la limitación de tu propia experiencia terrenal, puedes conocer lo desconocido y ver lo que no se ve.

Si dedicas dos horas al día a esta meditación, Dios meditará en ti el resto del día.

 

 

Yogi Bhajan. The Power of the spoken word, 1977.

Traducción de Olalla H. Ranz. Septiembre de 2021.

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir el comportamiento de los usuarios en nuestro sitio web y prestar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que consiente y acepta su uso. Puede aprender más acerca del uso de cookies en nuestra política de cookies. Saber más

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir el comportamiento de los usuarios en nuestro sitio web y prestar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que consiente y acepta su uso. Puede aprender más acerca del uso de cookies en nuestra política de cookies.

Cerrar